Asturias 1934. Historia de una tragedia

banderarepublicana

La presentación tuvo lugar en Oviedo, el 5 de octubre de 2009 en La Nueva España a cargo de Javier Rodríguez Muñoz, historiador y director del Club Prensa Asturiana.

En Valencia, el 7 de octubre de 2009 en el Club Diario Levante. Levante-EMV a cargo de Alfons Cervera, escritor y periodista, y Vicent Sampedro, historiador.

Índice

Prefacio

La historia de un soldado. El espíritu del legionario. La decisión está tomada. Se acabaron los jaleos. López de Ochoa pacta con Belarmino Tomás. Yagüe se enfrenta a López de Ochoa. El largo sueño de Manuel.

Las causas de la Revolución de Asturias. El annus mirabilis de las izquierdas. Tiempos de recesión. La crisis golpea a España. La gran cosecha del Partido Comunista. La preparación golpista. La Alianza Obrera. La Reforma Agraria y el comunismo libertario. La madurez de la revolución.

La insurrección en España y en Asturias. Una cuestión de estraperlo. La actitud del gobierno. El extraño caso del Turquesa. Se extiende la insurrección.

Episodios bélicos. La actuación de los comités obreros. El gobierno moviliza a sus tropas. La declaración de Companys. Los enfrentamientos armados en Asturias. La situación en España. El asunto de las suscripciones. Los combates en Gijón. La actividad del Comité Revolucionario en Gijón. El escenario de Oviedo.

Revolución y francmasonería. Un poco de historia. Pacto entre masones. La irradiación de López de Ochoa.

La represión. El comandante Doval. Aida de la Fuente. Saqueos, crímenes y venganzas. El asesinato de Luis de Sirval.

Epílogo

Anexos. León Trotsky. Octubre 1934. Escritos sobre España. Alberto Fernández: “Octubre de 1934”. Bando del Comité Provincial Revolucionario de Asturias. Andreu Nin. Las lecciones de la insurrección de Octubre. Informe de Fernando de los Ríos. Informes de Félix Gordón Ordás. Denuncia de Vicente Marco Miranda. Denuncia de Julio Álvarez del Vayo.

Fuentes Bibliográficas

Fotografías e ilustraciones

Índice alfabético

El autor

Emilio García Gómez (Morella, España, 1942). Doctor en Filología por la Universidad de Salamanca. Catedrático de Instituto. Profesor en Villa Madonna College, Ky. (USA), Thomas More College, KY. (USA), West Virginia University, WV (USA), Universidad de Salamanca, Universidad a Distancia (UNED-Centro asociado de Cervera-Lleida) y Universidad de Valencia. Profesor Fulbright. Fellow del Salzburg Seminar in American Studies. Diplomado por la Royal Society of Arts, U.K. Autor de Lengua, etnia y comunicación (Zaragoza, 1998), Equívocos sobre la lengua y la cultura (Valencia, 2001). Ha publicado numerosos artículos de sociolingüística, etnolingüística y nacionalismo en Revista de Occidente, El País, Levante-EMV, Las Provincias y ABC

En los medios

García aúna ficción literaria y rigor histórico en su libro «Asturias 1934». Alfons Cervera advirtió de que «nadie puede abordar la memoria histórica con las manos limpias»

El pasado lunes, 5 de octubre, se cumplía el 75 aniversario de la Revolución de Octubre de 1934. Una fecha importante en la historia contemporánea española y que, a excepción hecha de Asturias, escenario de aquellos terribles acontecimientos, no parece haber interesado demasiado ni a la izquierda ni a la derecha de este país. El escritor y periodista Alfons Cervera, en consonancia con el escritor sevillano Isaac Rosa, se preguntaba durante la presentación del libro de Emilio García Gómez, Asturias 1934. Historia de una tragedia, «si a lo mejor no estaremos construyendo una memoria histórica sentimental, melancólica y peligrosamente ideológica». Cervera alertó del horror que supone la teoría de la equidistancia y «que inspira a muchos pseudohistoriadores que destripan la historia para luego montarla a su manera en libros que no caben en el territorio de la dignidad.» Con la cita del historiador Julián Casanova: «el conocimiento histórico nunca es políticamente neutral», Cervera insistió en los paralelismos existentes entre la ficción y la historia. «Ambos, novelista e historiador, persiguen la verdad en sus relatos, aunque por caminos diferentes, y se colocan en un ángulo de vista para ver y contar lo que sucedió. Nadie puede acercarse a los hechos con las manos limpias», aseveró el escritor de Gestalgar.

La historia de un soldado

Lejos de esa categoría, calificó el autor de Maquis, se encuentra el libro de Emilio García (Morella, 1942), que se presentaba en el Club Diario Levante el pasado miércoles. Un libro que, a partir de la historia de su tío, el legionario Manuel García Alegre, y de su participación en la represión atroz de la Revolución del 34, aúna recuperación de la memoria, historia y ficción novelística. Si bien, en las primeras 85 páginas del libro, García reconstruye la memoria del personaje, gracias a unas cartas heredadas de su familia, hasta las 400 que alcanza el volumen, con la exhaustiva enumeración y el análisis de las causas y la represión de la Revolución de Octubre del 34, el autor acomete «con seriedad y detallismo», afirmó Cervera, el arduo trabajo de historiador, aunque manteniendo siempre los contornos y el ritmo de una «narratividad prolija hecha con los mejores elementos de la ficción literaria y del rigor histórico».

«Toda escritura es una biografía y aprendiendo a manejar la historia, aprendemos a saber quiénes somos», lanzó Emilio García al inicio de su intervención. Este doctor en Filología Moderna por la Universidad de Salamanca y profesor de Filología Inglesa de la Universitat de València hasta hace un año se declaró muy descreído sobre «que hay más allá». García afirmó que «el más allá está con nosotros; la vida continúa en las fibras de nuestros hijos y nietos, así como en mis fibras se encuentra mi tío», el legionario que inspira Asturias 1934. Historia de una tragedia. De ahí que se sintiera «desamparado emocionalmente» al iniciar la escritura de su obra. García, que agradeció públicamente el apoyo recibido de Alfons Cervera en aquellos momentos, se ha basado en una extensa bibliografía y numerosa documentación.

Por su parte, el historiador Vicent Sampedro Ramo, especialista en la masonería, felicitó al autor del libro por haber dedicado un capítulo a la Francmasonería y a la represión que sufrieron los masones al finalizar la Revolución del 34. Según Sampedro, en las Cortes Constituyentes de la II República, en 1931, «más de 150 diputados eran masones y actuaron como hombres de partido», destacando la figura del valenciano Vicent Marco Miranda, quien visitó en 1935 Oviedo, y su lucha por demostrar que la Francmasonería nada tuvo que ver con la insurrección de 1934 ni con la revolución de 1936.

(Josep Lluís Galiana, Levante-EMV, 7 de octubre de 2009)